Encrucijadas en la clínica con niños y adolescentes

Laura Carballeira Carrera, Ana Elúa Samaniego

Resumen


“Nuestros «malos alumnos» (de los que se dice que no tienen porvenir) nunca vansolos a la escuela. Lo que entra en clase es una cebolla: unas capas de pesadumbre,de miedo, de inquietud, de rencor, de cólera, de deseos insatisfechos, de furiosasrenuncias acumuladas sobre un fondo de vergonzoso pasado, de presenteamenazador, de futuro condenado. Miradlos, aquí llegan, con el cuerpo a mediohacer y su familia a cuestas en la mochila. En realidad, la clase solo puede empezarcuando dejan el fardo en el suelo y la cebolla ha sido pelada. Es difícil de explicar,pero a menudo basta solo una mirada, una palabra amable, una frase de adultoconfiado, claro y estable, para disolver esos pesares, aliviar esos espíritus, instalarlos enun presente rigurosamente indicativo”. Mal de escuela, Daniel Pennac

Texto completo:

PDF


Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.
EISSN: 2340 2733 (Versión digital)
ISSN: 0211 5735 (Versión impresa)
www.aen.es