Aproximación al “esquema L” de Lacan y sus implicaciones en la clínica (parte I).

José Manuel García Arroyo, María Luisa Domínguez López

Resumen


A lo largo de la obra de Lacan es común encontrar diferentes diagramas que pueden entenderse como intentos de formalizar ciertos aspectos de la teoría psicoanalítica; estos últimos deben quedar claros, al menos desde el punto de vista teórico, para poder actuar correctamente en el trabajo analítico. En esta ocasión, vamos a centrarnos en uno de ellos: el “esquema L”, cuya presentación se produce en uno de sus seminarios orales, dedicado a la posición del “yo” en la teoría de Freud y que captó la atención de facultativos y especialistas de aquella época. En él su autor trabaja, de un modo ciertamente original, el funcionamiento de las relaciones intersubjetivas en sus conexiones con el lenguaje. En la primera parte del trabajo, vamos a estudiar los componentes del “esquema L” y las dos relaciones fundamentales que se establecen entre ellos y que forman los ejes “imaginario” y “simbólico”. Lacan los considera en oposición pues se interfieren mutuamente, de modo tal que el mensaje inconsciente queda interrumpido o cortocircuitado constantemente por la relación imaginaria, formada por el “yo” y su semejante, el “otro”.

Palabras clave


Esquema L. Yo. Sujeto. Topología. Simbólico. Imaginario.

Texto completo:

PDF


Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.
EISSN: 2340 2733 (Versión digital)
ISSN: 0211 5735 (Versión impresa)
www.aen.es