La identidad en la Edad Media. El caso de Opicinus de Canistris.

Arón Guriévich

Resumen


Tratar de explicar la personalidad medieval en términos psicoanalíticos llegó a estar muy de moda, sobre todo en los años 70. Pero ¿era realmente útil? Algunos tomaron por enfermedad mental las crisis de identidad que hubieran podido explicarse por las particulares condiciones de la vida religiosa. Una persona consciente de su especificidad intelectual (lo cual es muy probable, de lo contrario no hubiese experimentado la necesidad de escribir sobre sí misma) podía atormentarse emocionalmente y sentirse en peligro moral y social. Su originalidad, y no un trastorno mental, podría ser la auténtica explicación de su sufrimiento. Una individualidad fuera de lo común difícilmente podía ser la verdadera personificación de la norma. En la Edad Media todo individuo algo singular podía resultar sospechoso y ser considerado anormal, no sólo por su entorno sino también ante sus propios ojos.

Texto completo:

PDF


Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.
EISSN: 2340 2733 (Versión digital)
ISSN: 0211 5735 (Versión impresa)
www.aen.es