¿Los pacientes borderline son bien diagnosticados? Encuesta con profesionales en Argentina.

Blas Corsaro

Resumen


El trastorno borderline tiene más de 100 años de nombradía. La OMS no lo incluye en su clasificación. La APA lo aceptó a partir de 1980. Los profesionales internacionales, se encuentran ante un diagnóstico conflictivo: aceptado por unos, rechazado por otros. Para algunos la mayoría de los pacientes... son borderlines. Este trabajo, muestra tales aspectos. Además, trasmite los resultados de una encuesta en Argentina en la que 230 profesionales del área clínica opinan acerca de la aceptación, rechazo y sistemas empleados para formular este diagnóstico. Se indagaron, además, otras cuestiones. El 77% está de acuerdo en incluirlo como categoría psicopatológica; 18% lo rechaza y el 5% se abstiene. Los sistemas más adoptados son los de tipo amplio (provenientes de autores psicoanalíticos, encabezados por Kernberg) con 77%, contra los de tipo estrechos o con criterios (DSM-III y test de Gunderson): 44%. El 80% considera que se efectúan diagnósticos "arbitrarios" y "excesivos"; y el 14% que son "correctos". El 18% opina que "la administración de psicofármacos puede entorpecer el proceso de la psicoterapia"; pero casi otro tanto (16%) no se pronuncia.

Palabras clave


Argentina, Borderline, Diagnósticos, Pacientes, Psicoanalistas, Psicólogos, Psiquiatras

Texto completo:

PDF


Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.
EISSN: 2340 2733 (Versión digital)
ISSN: 0211 5735 (Versión impresa)
www.aen.es