La locura en los niños.

Jaime Vera

Resumen


En España nada hay especialmente organizado para defender de su propio mal a los niños locos, ni para defender a la sociedad de las consecuencias de tal abandono. Las familias se las arreglan como pueden y los médicos, como Dios les da a entender.
Hechos. En la capital de España no hay enseñanza oficial de la patología mental en las primeras edades. No hay tampoco institución especial, pública o privada, para el tratamiento de estos enfermos.
Detalles. Tenemos muy cerca de nosotros un doctor tres veces premio extraordinario y primer pensionado de la Facultad de Medicina, con premios ordinarios bastantes para empapelar los pasillos de su casa. Este doctor, asistente asiduo en su tiempo a las lecciones de los maestros que merecían ser escuchados, no logró ver un solo niño enajenado en la enseñanza oficial. Al Hospital provincial, «de la ciudad depósito de males», hubo de acudir para ver enfermos sin ejemplar en las clínicas de la Facultad. Sin culpa de los profesores, que los había eminentes.
Hemos preguntado a los internos, alumnos y ayudantes de nuestro alrededor, y ninguno de ellos ha visto en la Facultad ni niños locos ni otros muchos tipos de enfermedades. Exactamente como hace cuarenta años

Texto completo:

PDF


Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.
EISSN: 2340 2733 (Versión digital)
ISSN: 0211 5735 (Versión impresa)
www.aen.es