Aproximación al «mito» de las madres patógenas.

Carmen Sáez Buenaventura

Resumen


En este trabajo se considera la maternidad como una capacidad, no como un imperativo, la cualidad de cuyo ejercicio es consecutivo a la influencia de una serie de determinantes biográficos, así como históricos, políticos y socioculturales, sobre la persona que lo lleva a cabo. Por ello, sin negar la influencia negativa y/o perjudicial de algunas madres sobre sus hijos (la cual será tanto más posible, cuanto más se influya en la mujer para que acepte la maternidad como único final feliz en su proceso de individuación) se afirma que la consideración e interpretación de la misma, jamás serán adecuadas, sino torpes y estereotipadas si no se tienen en cuenta dichos factores, además de las fuerzas que confluyen en el núcleo familiar, en cuyo eje central se ha colocado a la mujer, como su puesta responsable de aquél. La reducción hacia lo individual y lo psíquico, sólo es posible para quienes pretendan hacer una práctica cómoda y a favor de la clase y el sexo dominantes. La relación madre-hijo no debe enfocarse jamás desde la óptica de una relación simbiótica o parasitaria, sino desde la perspectiva de dos individuos en distintos momentos evolutivos, de su biografía, con iguales derechos a su individuación y sin que haya de elegirse y sacrificarse a uno de ellos en beneficio del otro.

Texto completo:

PDF


Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.
EISSN: 2340 2733 (Versión digital)
ISSN: 0211 5735 (Versión impresa)
www.aen.es